Un content creator, nano o micro influencer es una persona experta en un sector, temática o nicho que crea contenido especializado para sus redes sociales o blog. Tiene una comunidad comprometida con la que interactúa respondiendo preguntas y comentarios, fomentando debate y compartiendo contenido de su interés.

Hay que diferenciar entre creators profesionales, que trabajan para crear contenido de valor y auténtico, y las personas que comparten fotos y videos poco profesionales y solo buscan sumar followers sin aportar valor.

Estos son los 10 errores que debes evitar si quieres convertirte en content creator profesional y que las marcas llenen tu agenda de colaboraciones.

#1 Tener una cuenta abandonada o publicar con poca frecuencia

Si realmente quieres dedicarte a esto, no puedes publicar dos veces por semana o solo cuando te apetezca. Tienes que crear mucho y mucho contenido nuevo, propio y de valor

¿Si no eres capaz de subir contenido a tu cuenta con regularidad, cómo vas a serlo para crear contenido para las marcas? Si tienes una cuenta con poca actividad es lógico que no quieran colaborar contigo porque no tendrás la disponibilidad ni el alcance esperado.

Si quieres que te tomen en serio, empieza tú por creer que puedes vivir de crear contenido. Mantén un ritmo constante de publicaciones e interactúa con tu audiencia: haz directos, comenta, comparte, responde dudas, trabaja la parte creativa de imágenes y videos… 

Demuestra que eres responsable y tu disponibilidad para crear contenido de valor.  

#2 Compartir contenido de baja calidad

Y por supuesto que toda esa cantidad de contenido que tienes que crear y compartir ¡tiene que ser de alta calidad! Si las marcas ven que tus publicaciones dejan mucho que desear no van a querer vincular sus productos o servicios con tu cuenta, ni confiarán en que hagas un buen trabajo. 

No hace falta remarcar que más vale que trabajes bien un contenido a que compartas mil y una publicaciones con fotos de estar por casa y un texto de copia y pega. Mejor un artículo a la semana con un contenido increíble que uno al día lleno de erratas y poca chicha.

Pregúntate ¿esto aporta valor a mi comunidad? Si la respuesta es no, toca seguir trabajando hasta conseguirlo.

#3 No tener tu nicho definido

Si no tienes tu nicho bien definido, es probable que tu engagement no crezca

¿Sabes eso de quien mucho abarca poco aprieta? En fin, que es un error crear contenido de todo tipo por querer llegar a todo el mundo o por miedo a perder oportunidades con marcas de otros sectores que no son el tuyo. No serás experta o experto en nada a ojos de tu audiencia y de las empresas y perderás credibilidad. Por eso de aprendiz de todo, maestro de nada.


Compartir contenido solo de tu nicho significa que tienes una cuenta o perfil especializado en una temática o sector específico. Y por lo tanto, eres una autoridad en el tema. 

Construye tu nicho y atraerás a las marcas adecuadas.

#4 Colaborar con marcas solo para recibir productos gratis

Vale, entremos en materia. Si quieres convertirte en creadora o creador de contenidos profesional tu objetivo en la vida no es colaborar con las marcas para saciar tu vena consumista de forma totalmente gratuita. No es para conseguir chollos y aprovecharte. No, no y no. 

De hecho, las personas que solo buscan sumar followers y recibir productos gratis nada tienen que ver con un content creator y solo consiguen que se infravalore la profesión. 

Colaborar con las marcas es parte del trabajo, sí. Pero lo es para promocionar productos y servicios que aportan valor a tu audiencia y que potencian el mensaje que tú quieres transmitir. Si eres especialista en nutrición vegana, puedes promover productos veganos de calidad, que financian proyectos animalistas o recomendar una receta buenísima llena de proteínas vegetales. 

#5 Saturar tus redes sociales de colaboraciones

Así como las colaboraciones son una buena fuente de ingresos, ¡cuidado! No por ello llenes tu muro o tu blog de promociones. Está bien que sean productos y servicios que te gusten, pero si colaboras en exceso tu comunidad va a dejar de creer en lo que recomiendas y perderás su confianza. Y las marcas quieren colaborar contigo por la credibilidad que transmites a tu audiencia. Mesura y sentido común.

¡Y cuida tus primeras colaboraciones! Si las marcas que te encantan ven que promocionas  cualquier cosa no causarás buena impresión y te descartarán. 

#6 Promocionar productos que tú no te comprarías

Lo dicho. No tendrás éxito si aceptas colaborar por dinero con todo tipo de productos y servicios que nada tienen que ver con tu sector, audiencia, contenido y valores. 

Lo más importante, además de crear contenido original y de calidad, es que colabores solo con marcas:

  • de tu nicho
  • con las que te sientas identificada y alineadas con tus valores
  • auténticas y comprometidas
  • que te apasionen 
  • que encajen y sean interesantes para tu comunidad
No tengas prisa, estudia bien la filosofía de la marca y las características de sus productos y servicios. Las colaboraciones dicen más de ti de lo que crees.

No cometas el error de trabajar con marcas que solo miran el número de seguidoras y seguidores. 

#7 Aceptar las condiciones de la marca sin discutirlas

Creator, no puedes cerrar una colaboración con una marca si estás en desacuerdo con alguna de las condiciones. No es profesional ni honesto.

Puede que aceptes cobrar una tarifa muy baja, un tiempo limitadísimo para publicar o hablar bien de la marca a cambio de un producto gratis, todo por miedo a perder la oportunidad. Puede que, cuando ya tengas publicada la colaboración te hagan peticiones de última hora y aceptes por si la negativa significa no volver a colaborar con esa marca

No aceptes y no mires atrás. 

No, en serio. Una marca que te propone una colaboración abusiva o te pide cosas que no estaban pactadas no es nada profesional. No vale la pena.

No aceptes que la marca guionice tu contenido. No están confiando en tu criterio y eres tú quien sabe qué funciona con tu audiencia. Si no te dan libertad para tu creatividad y autenticidad, ¿qué te aporta esa colaboración? Perderás, de nuevo, credibilidad.

Resuelve todas las dudas que tengas. ¡No te cortes! Pide una propuesta formal sobre cuánto va a durar la colaboración, en qué canales, qué contenido se va a crear. Que no quede nada en el tintero.Tú también eres profesional y debes velar por tus derechos e intereses.

#8 No llevar el control de tus métricas

Si no llevas el control de tus estadísticas, no sabes qué funciona y qué no, si lo que haces realmente gusta, a qué horas tienes más tráfico, cuál es el perfil demográfico de tu público, qué tipo de contenido genera más engagement…  

Aprende a leer tus analíticas y analiza semanalmente qué funciona y qué no y el por qué para poder crear una estrategia de contenidos. Sabrás qué mejorar y cómo crecer. 

Si quieres trabajar con las marcas, te van a pedir tus métricas para valorar tu engagement.

#9 No diferenciarte

Lo más valioso de una creadora o creador de contenido, además de sus conocimientos, es su autenticidad. No cometas el error de perderla copiando a los demás, lo que a otros les ha funcionado no significa que te vaya a funcionar a ti. 

Trabaja tu marca personal, diferénciate, innova, crea contenido con una voz única. Inspírate, analiza lo que puede funcionarte a ti, mejóralo, pero no copies una estrategia, estilo o texto.

Las marcas te van a contratar por el toque personal de tus contenidos y, si eres del montón ¿qué atractivo tienes? 

#10 No mencionar que la publicación está patrocinada

Como creadora o creador de contenidos profesional evita el error de camuflar que un contenido está patrocinado y no hagas creer a tu audiencia que lo recomiendas sin ningún tipo de beneficio. Con esto solo vas a conseguir perder su confianza en ti.

Si ya has hecho un trabajo previo de estudiar a la marca y sabes que tiene productos buenos para tu comunidad, ¿qué hay de malo en que sepan que patrocinas algo que es beneficioso?

Si mencionas que las colaboraciones son pagadas solo demuestras honestidad, transparencia y profesionalidad. Tu audiencia sabe que puede confiar en ti.

Sabemos que hay más errores por solucionar, pero ¿qué tal si empiezas trabajando en mejorar estos 10 puntos, te registras en Treend y vemos si te funcionan y captas la atención de las marcas?

Author

Especializada en copywriting para web, email marketing, redacción digital e identidad verbal. Trabajo para profesionales con un propósito honesto y creativo, dedicados a mejorar la vida de los animales, el medio ambiente y las personas. Mi escritura es persuasiva a través de la empatía y las emociones. Disfruto investigando, extraigo ideas auténticas y pongo en valor lo que hace especial cada proyecto para transmitirlo al público a través de las palabras.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.