Nueva ley influencers: ¿para quién es, qué implica y a qué obliga? - Treend.io

¿Conoces la nueva ley de influencers?

La normativa va dirigida a “usuarios de especial relevancia en las redes sociales que empleen servicios de intercambio de videos a través de plataformas”, considerados a partir de ahora como “prestadores de servicios de comunicación audiovisual”. 

¿Pero a quién considera la ley ‘de especial relevancia’?

Es cierto que no todo influencer ni creator influye en la opinión, manera de actuar o tendencia de consumo de su audiencia, aunque tenga miles y miles de followers. Pero no podemos negar el impacto de estas figuras en la sociedad. 

Debes responsabilizarte del contenido que compartes a través de las redes sociales y al promocionar productos o servicios de terceros. Especialmente, por el impacto que genera entre los jóvenes.

¿Pero qué diferencias hay con las obligaciones y derechos que ya tienes como creadora o creador de contenidos? 

Si se incumplen estás obligaciones, el Estado puede poner sanciones administrativas e incluso ordenar el cierre del canal a la plataforma a través de la Comisión Nacional de Mercados y la Competencia. Y esto es lo que algunas y algunos consideran “censura”. 

¡Hacemos un repaso para que entiendas mejor lo que implica esta nueva Ley General de Comunicación Audiovisual! 

La primera obligación: registro estatal de influencers y content creators

La “nueva ley de influencers” es, en realidad, la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual publicada ya en el Boletín del Estado (BOE) que sustituye a la anterior de 2010 y que se aprobó el pasado 7 de julio de 2022. 

Lo que pasa es que esta vez incluye obligaciones para influencers y creadores y creadoras de contenido y antes no los contemplaba.

La primera obligación es que todo ‘usuario de especial relevancia’, influencer, vlogger o prescriptor de opinión que realiza una actividad económica al obtener ingresos por sus vídeos, responsable editorial de los contenidos que publica, debe adherirse a un nuevo registro estatal como ‘prestador de servicios de comunicación audiovisual’, que depende del Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital. 

Es el mismo registro al que se adhieren las grandes cadenas de televisión o radio, y al que también tendrán que registrarse las plataformas donde se alojan los vídeos, como Tik Tok, Twitch o YouTube. 

¿Eres un ‘usuario de especial relevancia’?

Se sabe que si cumples los siguientes 5 requisitos (de forma simultánea) debes registrarte. Muchos conceptos son todavía excesivamente amplios y no queda claro a qué tipo de creators afectará, pero ahí van:

  1. Tener una actividad económica por la que adquieres unos ingresos significativos a través de los servicios de intercambio de vídeos en plataforma
  2. Ser el responsable editorial de los contenidos que subes
  3. El contenido está destinado a una parte significativa del público y tiene un claro impacto sobre él
  4. Los videos tienen la finalidad de informar, entretener o educar
  5. Estar establecido en España o vivir fuera del Estado español y utilizar un satélite español o haber empezado a subir vídeos cuando todavía se vivía en España

Si cumples los 5 requisitos estarás obligado a inscribirte en el Registro de Prestadores de Servicios de Comunicación Audiovisual en cuanto se apruebe el reglamento que concrete estos requisitos (¿qué cantidad económica se considera ‘ingreso significativo’?).

Principios y obligaciones de la Nueva Ley de Influencers

Te explicamos algunos de los principios que, según esta regulación, serán ‘de obligado cumplimiento’:

  • Obligación de registrarse como ‘usuarios de especial relevancia’ si cumples los 5 requisitos anteriores
  • Ser responsable personal del cumplimiento de la normativa 

Respeto a la dignidad humana y los valores constitucionales:

  • Prohibición de contenido audivisual que fomente la discriminación contra un grupo de personas o miembro de un grupo por razón de edad, sexo, discapacidad, orientación sexual, identidad de género, expresión de género, raza, color, origen étnico, social,  características sexuales o genéticas, lengua, religión o creencias, opiniones políticas o de cualquier otro tipo, nacionalidad, patrimonio o nacimiento. 
  • No emitir comunicaciones prohibidas por ser discriminatorias, vejatorias o encubiertas
  • Transmitir una imagen respetuosa y libre de estereotipos
  • Proteger a los usuarios respecto a contenidos que atentan contra la dignidad de la mujer, con carácter vejatorio o discriminatorio y promover la igualdad de género, impulsando la presencia de mujeres en Internet 
  • Proteger a los usuarios de contenidos que atentan contra la veracidad de la información
  • Apoyar la alfabetización mediática, motivar y enseñar a los usuarios a sacar el máximo partido a la tecnología

Prestar especial atención al desarrollo físico, mental o moral de los menores de edad:

  • No emitir contenido para mayores de 18 años en el horario de protección al menor, entre las 6 y las 22 horas (no podrás retransmitir en directo, por ejemplo, de juegos de azar, apuestas, etc).
  • Incluir advertencias sobre el tipo de contenido que se retransmite desde los canales, separando, los vídeos que contengan escenas de violencia gratuita expresa o pornográficas

Sobre promoción, publicidad, colaboraciones con marcas:

  • Distinguir explícitamente entre publicidad y contenidos editoriales, mucho más allá de marcar como publicidad el contenido como se hacía hasta ahora
  • No difundir publicidad encubierta ni de productos prohibidos

¿Qué infracciones hay si no se cumple?

Pues si incumples las obligaciones de la Ley General de Comunicación Audiovisual incurrirás en una falta leve, grave o muy grave, y recibirás una sanción administrativa o por vía penal

El Gobierno podrá obligar a YouTube o Twitch que elimine un contenido o cierre un canal, si considera que es discriminación, incitación al odio y demás puntos. Podrá poner multas directas, e incluso vía judicial.

El Estado puede obligar a la plataforma desde la que emites tus vídeos a cerrar tu canal.

¿Qué puede ser una falta muy grave? Incitar a la violencia, a la pornografía infantil, al odio, al racismo, al terrorismo, etc.

¿Y una falta grave? Cumplir los requisitos como ‘usuario de especial relevancia en redes sociales’ y no registrarse supone una sanción grave de la normativa, con una multa de hasta 30.000€

Las multas irán en función de los ingresos generados por la actividad económica como influencer o creator.

La Nueva Ley de Influencers: ¿control y censura? Las quejas de influencers y content creators

Uno de los objetivos es no influenciar de forma negativa en los miles de followers que siguen a esa persona de “especial relevancia” en redes. Pero…, ¿atenta contra la libertad de expresión?

Algunas aludidas y aludidos reclaman que no existía tal “limbo jurídico” como algunos medios han afirmado. Y así es: tus contenidos ya están sujetos al código penal y civil y tienes el compromiso de no difamar, calumniar o faltar al principio de veracidad en la información, entre otros. 

Algunas influencers, creadoras y creadores de contenido ya se han quejado de que con la nueva Ley General de Comunicación Audiovisual, el Estado será quien decida qué contenido es o no adecuado, con el argumento de que es para “proteger al público en general”.

¿Cuál es la diferencia? Con la nueva ley ya no es necesario pasar por un juzgado. 

¿Sirve esta ley para controlar de forma absoluta los contenidos de las redes sociales o es solo una regulación de los valores básicos de respeto y profesionalidad?

¿De qué más se quejan? De que la debe cumplir cualquier “usuario de especial relevancia” aunque no resida en España pero utilice satélites situados en el país para emitir, tiene un vínculo estable y efectivo con la economía de España y siempre que iniciara su actividad en España, aunque ya no viva aquí.

¿Más quejas?  Yes… Todo ‘prestador de un servicio de comunicación audiovisual’ tendrá que contribuir económicamente a RTVE.

Algunos streamers consideran que la ley es “una intervención estatal de las redes sociales” porque “el Estado está preocupado por el contenido en Internet”, que “se escapa de su control”. 

El preámbulo de la ley dice así:

La irrupción y consolidación de estos nuevos agentes requiere de un marco jurídico que refleje el progreso del mercado y que permita lograr un equilibrio entre el acceso a estos servicios, la protección del consumidor y la competencia”.

Existe una consulta pública para exponer quejas y aportaciones abierta hasta el 15 de septiembre.

El reglamento dirá…

Toda la ley es algo ambigua todavía. ¿A quién considerará el Estado ‘usuario de especial relevancia’ en las redes sociales para considerar quién sí y quién no deberá cumplir la ley?

¿A partir de qué cantidad los “ingresos son significativos”? ¿Y si un influencer tiene miles de seguidoras y seguidores pero ninguna capacidad para influir en sus decisiones reales? 

Habrá que esperar a la aprobación de un reglamento que lo especifique, que será anexado a la Ley General de Comunicación Audiovisual.

¡Ya te actualizaremos para saber si estás obligada o no a registrarte! Por ahora, cuéntanos, ¿qué opinas sobre la Nueva Ley de Influencers? 

Author

Especializada en copywriting para web, email marketing, redacción digital e identidad verbal. Trabajo para profesionales con un propósito honesto y creativo, dedicados a mejorar la vida de los animales, el medio ambiente y las personas. Mi escritura es persuasiva a través de la empatía y las emociones. Disfruto investigando, extraigo ideas auténticas y pongo en valor lo que hace especial cada proyecto para transmitirlo al público a través de las palabras.

Escribe un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.